domingo, 19 de mayo de 2013

Versión mejorada.

Yo empiezo y no sé. No sé para qué empiezo. No sé cómo empiezo. No sé bien por quién empiezo. Pero por mí, seguro que no. A veces creo que estaría más tranquila si pudiera someterme. Pero si no puedo someterme es tal vez porque no nací para someterme. Pero todo lo que digo me resulta una excusa pobre, que ya escuché antes. Que él dijo antes.
Necesito ayuda. Y sé que escribirlo acá no es realmente constructivo, pero antes de guardarlo, prefiero dejarlo grabado donde nadie lee ya. Donde quedó todo bastante abandonado. Donde me encargué de abandonar.

No sé bien qué me pasa con él. Cuando yo era pequeña, mi papá era este tipo genial. Me contaba cuentos para dormir que no me dormían, me emocionaban. Dibujaba cosas para que yo coloreara. Cosas que no sabía bien qué eran. Él me las explicaba. Como el día que dibujó un hippie. Yo lo pinté y lo colgué en la pared sobre mi cama. Y algunas de sus canciones me hacían llorar. Y algunas de sus palabras me hacían quererlo. De trasfondo había algo extraño. Algo que yo sospechaba. Algo que no debía ser bueno, pero que yo negaba. Lo excusé como se excusó él mismo. Lo escuché como se escuchó él mismo. Hoy, lo escucho diferente.

Hace algunos años empecé a crecer y a pensar de otra manera. Empecé a adquirir comportamientos más comunes, y más cerca de lo natural y equilibrado; de pequeña no estaba del todo equilibrada. Con algunas facultades incorporadas, otras alteradas (para bien, creo decir), comencé a juzgarlo. Supe que no, no estaba bien eso que hacía. Y que, si bien mi excusa principal fue que era asunto de otras personas ("de los mayores") y no mío, también tenía (y mucho) que ver conmigo. E influiría con certeza en mis comportamientos de niña, de púber, de adulta joven. Crecer fue darme la cabeza contra la pared. Entender a ese tipo genial como un monstruo; ya no tan genial y entenderlo como algo inentendible. Y cuando dije que influiría en mis comportamientos, me detuve en "adulta joven" porque es lo que soy. Aunque no sienta mucho la parte de adulta, es probable que ya esté en camino a serlo, poniéndolo de un modo ligero. (De seguro ya lo soy). Me detuve allí porque es hoy cuando necesito basta, cuando necesito ayuda. Cuando me decido, aunque no sepa en absoluto cómo, dejar de culparlo por sus problemas y sus enfermedades. Porque yo tengo las mías. Y son diferentes, y asustan. Y me devuelven todas las mañanas, después de cada sueño, hecha un pañuelo húmedo y retorcido, apestoso y lleno de lágrimas, sucio y patético. Y no sólo sé que no merezco vivir envuelta en una manta de angustia, sino sé también que merezco lo mejor que el mundo tenga. Lo mejor que tenga yo adentro. Mi mejor yo.



"I've got a plan, a demand, and it just began.
And if you're right, you'll agree.
Here's coming a better version of me."

Fiona Apple.
 
 

2 comentarios:

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Amo esa canción.

Sofie Pascuala♥ dijo...

Amo esa canción también y mucho amo yo a Fiona y poco sé yo bien redactar.

Hola Cindy Crawford!