martes, 13 de noviembre de 2012

Nenes.

Somos dos niños que se maravillan ante la obviedad que desconocen como tal. Nos encontramos en esta vida, nada más. Sí. Pero parece (y es) tan mágico. También.



Sofie

viernes, 9 de noviembre de 2012

Hola, querido, tanto tiempo,

Me enfermás. Me enfermás y no te entiendo. Yo soy tan vos. Escribir esa frase me cuesta que no te das una idea. Pero sí, yo soy tan vos que me da asco. Ojo, no lo tomes a mal, querido. Si no sabés lo que te quiero yo. No te das una idea. Pero honestamente, lo que siempre me dio tanto miedo no es llegar a parecerme a vos; sino aceptar que ya lo hago. Ya soy tan vos. Lo único que espero, y te lo escupo así, directo, de mi mente, lo único que espero, es no llegar a hacer lo que hacés vos.







Sofie sin corazoncito pero con corazoncito. Idiota.

viernes, 2 de noviembre de 2012

Charla de una mina a un desconocido, en la parada de colectivo, en un rincón de mi cabeza.

"¿Seré un alma vieja? ¿Será por eso que estoy tan harta? Nací harta. Usted no sabe cómo extraño yo la ligereza de allá. Del otro pedazo. Usted no se da una idea. Acá, toda esta gente me hace complicada. Yo no era así. Allá no existía eso.
Usted no sabe cómo extraño yo mirar para adentro. Mirar y verme, ¿no? Ahora miro y es todo macizo. Es todo grueso, opaco, resistente, que no se caiga ni se desparrame nada. Allá las cosas eran transparentes, uno dejaba volar lo que tenía adentro.
No quiero meterme en esos asuntos, que son muy turbios y oscuros. Pero honestamente, dígame, ¿a usted no le parece, también, que allá era todo más fácil? Era vivir en vacaciones.
Acá la gente mezcla todo.
Pero si hay algo que les admiro, que hacen sin darse cuenta, es desearles a sus enemigos la muerte. ¿Podrán ser tan tontos -o tan admirables- de desearles a sus enemigos ese estado de paz que uno debe venir a ganarse? Porque no mienten cuando dicen que venimos a morir. Pero no morimos porque sí. La vida es algo tan pesado y turbio que le han puesto connotaciones positivas para no pegarnos un tiro en la sien. Pero en realidad, está hecha de las pruebas que tenemos que pasar para ganarnos unas vacaciones y volver a empezar. No se la deseo a nadie. Después, el premio es lindo. Pero antes es jodido, vio.
Con todo su misterio, vicios, trabas, frustraciones. Todas las ganas de llorar, que nos han hecho creer que debemos reprimir. ¿Y por qué iría usted a reprimir algo tan natural? ¿Por qué reprimir el llorar pero correr al baño a defecar? Como dije, la gente mezcla todo y la estadía acá se me hace ilógica. ¿Usted mezcla todo también? ¿No se siente confundido? Yo me siento confundida. Hacía lo que me decían que haga, eso era correcto, eso estaba bien. De repente uno se detiene unos minutos a pensar y se cuestiona. ¿Nadie piensa? ¿Será que piensan y tienen miedo, como yo? ¿Será que piensan y se acobardan, como yo? Yo pienso, pero hacer me aterra. Doy tan lindos consejos, verá usted, pero resuelvo tan mal. Y sueño tanto y hago tan poco. Una vez quise hacer. Quise hacer como hacen todos, como me dijeron que haga. Y cuando estaba haciendo, lo más extraño pasó, fíjese. Empecé a hacer, y dejé de soñar. Hacía, sí. Pero no sabía qué hacía. No sabía por qué lo hacía. Usted, yo le hago una sugerencia, usted fíjese qué está haciendo, antes de qué quiere hacer. Porque a lo mejor ya está haciendo lo que quiere hacer. Pero de repente ¿mire si no está queriendo lo que hace? Hay que querer lo que uno hace. A veces uno odia lo que hace; eso está bien. El odio es una forma de querer, también. Y está bien porque sirve. Después de odiar un rato, uno aprende. Que es lo único que tenemos que hacer; aprender. Uno aprende a sacar lo que hay que sacar, a recuperar lo que hay que recuperar, a volver. A volver a ser. Lo digo siempre, es tan difícil volver a ser. Y el odio es para eso. Porque el querer, no viene sin el odiar. Es como un combo dos por uno, ¿no? Con el querer solo no se hace nunca nada. Por eso, y no lo digo para bajonearlo, por eso es que la vida es una desgraciada. El odio es como el motivador ese que le hace bajar un cambio y entender. Es como cuando una no encuentra el labial en la cartera. Y una tiene que verse con el muchacho, pero el labial no aparece. Sabemos que está ahí, el muy bastardo se nos esconde. Y pataleamos en el piso, molestando a quien pase, porque el maldito labial no está. Dejando de lado que sin labial probablemente estemos más bonitas, en algún momento dejaremos de quejarnos y empezaremos a vaciar la cartera de a poco, mientras millones de objetos raros (nunca se meta en una cartera de mujer) van apareciendo ante nuestra vista; objetos que no sabíamos que convivían ahí con nosotras, con el labial. Y entonces, una aprende a dejar de ser tan gata flora, ¿no? Así, tan simple y vulgar como eso. Tan profunda como quiera hacerla. La vida es así, es una desgraciada. ¿Ese es su bus? ¡Es el mío también!"

Una mina a un desconocido, en la parada de colectivo, en un pedazo de mi cabeza.




Sofie

lunes, 15 de octubre de 2012

Tender.~

Suddenly, every song you play when we lay are kinda long, but they end so quickly when I look at you. I'm never going to confess what I'm listening to.~



Sofie

domingo, 14 de octubre de 2012

Lidiarconvos.~

Y de repente las personas se interesan demasiado en la no belleza, que es esa coraza que comienza a caerse después de a poco. Y yo los odio.
Y en este día, así todo flojo y asqueroso, yo te odio. Porque está tan débil, y el odio (bien o mal) es tan fuerte, que, querido, no me queda otra manera de decir las cosas.
La vida es pesada y sonreír requiere esfuerzo. Y yo hablo sin esfuerzo. Cuando hay esfuerzo de por medio, el mensaje ya no tiene sentido.
Y si no sale hoy, no es ninguna muerte. La muerte ocurrirá cuando el mensaje salga.
Y si no sale hoy, disculpame, no tengo ganas. No puedo lidiar conmigo, no podré lidiar con vos. Ahora.~




Sofie

martes, 21 de agosto de 2012

De sin fin.~

(...) Suena mal, pero quiero morirme. Pero no como algo malo. Sino esas muertes -a veces- figuradas y no literales. Esos quiebres, donde parás y ves todo y podés respirar bien otra vez. Dicen que la muerte-muerte se parece mucho a esa idea que tengo, como de liviandad. Ya no me importa qué muerte sea, simplemente quiero dejar de vivir así, que es más o menos de lo que se trata. De parar con todo lo que me hace mal. (...)


De un mail que no tiene fin.





Sofie

viernes, 25 de mayo de 2012

Breve discreción que ha evolucionado.~

Tenés unos ojos de brisa. Yo pienso. Toda toda la paz que me das. Ese golpecito repentino de realidad. Esa fuerza brutísima de todo eso tan hermoso que nombramos amor. No sé muy bien de qué se trata, simplemente continúo. Porque no veo forma de no hacerlo. Porque no tengo excusas para parar. Porque cada cosa que hago sería mejor recordada si simplemente estuviese hecha con vos. Porque me gusta acordarme de las cosas que tienen tu huella. Porque con vos, es más fácil no empalagar. Y porque, en el fondo, a pesar de mi fingida frialdad, me das ganas de empezar otra vez. De hacer lo que, según dije, no haría. Escuchar la música que, antes pensaba, nunca escucharía. Cantarte una y otra vez; ésta vez sin desafinar. Sin decir que desafino cuando, quizás,  no es así. Me llenás de ganas de alegrarme de ser yo, y no ser otra. Me sacás el miedo a ser. Ya empecé a aprender que la culpa de mí, es mía. Que la culpa de vos, es tuya. Pero que nuestro mundo paralelo, no es de nadie más, de nadie, nadie más, que de vos y yo.~










Sofie

viernes, 11 de mayo de 2012

My biggest fear.

My biggest fear was always to become someone like you. Now I know that's not possible. I have a heart that beats. You don't.

viernes, 17 de febrero de 2012

Probably the worst entry ever.

The worst thing about this life -and yet the most interesting- is having to actually talk to people. They judge you, criticize you, annoy you, make you cry and make you mad. Yet, somehow, it seems to be interesting. How? I just can't say. It sucks. Talking to people sucks.



Sofi.

jueves, 9 de febrero de 2012

Sobredormida a mil.~

No te hieras.
Sólo estás
sobredormida.

Te pesa
el cuerpo.
Respirá, dale.

No pares
más.
No es momento.

No hay salida,
sólo final.
Así son las cosas.

Dale nena,
no te hieras.
Sólo estás
Sobredormida.

Aceptá los
hechos.
No se pueden
cambiar.

Basta.
No te enojes.
Sólo estás
sobredormida.~

martes, 31 de enero de 2012

lunes, 30 de enero de 2012

I thought I was an alien.~



We would just look dumber than we think we were.

Pisar donde no hay que.~

Me transporto sola; como siempre lo hice. Me desnudo sola; los demás me dan asco. Me cocino sola; nadie sabe cómo hacerlo bien. Me canto sola, me mimo sola, me animo sola. Me molestan los de afuera. Ellos no conocen bien. Quiero salir y desprenderme. Quiero dejarte. No es que no me importes, pero me hacés difícil, me hacés mal.
Me hacés pisar donde no hay que pisar.
Me das miedo. Y vuelvo atrás. Al punto donde empecé. Ese punto donde todo es incierto otra vez. Todo lo que conocí se desdibuja y lo desconozco.
Te agradezco. No creas que no. Pero necesito un empujón desde adentro. "Que desde adentro nos podemos mover". No entiendo las cosas pasando. Necesito una dosis de realidad para seguir en mi película. Pero no me saques mi película. No la entendés.
Me atás. Me atás y no me soltás. Me tentás. Basta. Silencio. Yo puedo. Dejá de negarme a mí misma.

Dejá de negarme.





Sofie. (Esta vez sin corazoncito.)

sábado, 14 de enero de 2012

No afuera. Afuera no,~

Hacer por
más de lo que
vi.
Quiero verme
bien,
verme salir.
Quiero
decir las palabras
que sé que tengo
que decir.
No inventar unas
nuevas.
No transformar
la información.
Clara,
yo.

No busques
cuidado.
Nadie tiene
por qué
dártelo.
No busques
afuera.
No hay
nadie
ahí.
Mirá para adentro.
Atravesá
tus pupilas.
Dejáte caer,
sufrir,
enojar,
amar
sin pudor.~





Sofie de viaje interno ♥

viernes, 13 de enero de 2012

Me acuerdo de tu textura, también.~

Creo que quiero tocarte.
Con ese piquito pequeño
que se hace en la yema
de los dedos,
cuando justo empiezan las vueltitas
que hacen a nuestra identidad.
Quiero molestar a tus poros,
dibujarte sensualidad,
dedicarte palabras suaves.
Sentir el breve relieve de tus
pecas y lunares.
Cortar el ritmo del entorno,
mimándote.
Que el silencio nos deshilache.
Que tus pupilas
me perturben un poco
hasta dejar
rosadas mis
mejillas.
Quiero hacerme de seda.
Quedar atrapada
en las curvas
de tu naturaleza.
Alcanzar toda esa textura,
entre tu piel,
estudiarla,
olvidarla,
recordarla otra vez.~





Sofie ♥

jueves, 12 de enero de 2012

Recalculo en tres, dos...

Cosas que
no sé
cómo explicar.
Sensación de
no saber
reaccionar.
Confianza
post-respiración.
Y vibraciones
entre mis arterias.
Pero me voy.
Me voy a encontrarlo
todo
todo.
No sé cómo,
dónde.
Pero me voy
un rato
a encontrarme.
A descifrarme.
Tengo expectativas,
alucinaciones.
Curiosidad
y honestidad
preparadas.
Quiero saber
de dónde soy,
de qué soy.
Sé adónde voy
y venís conmigo.
Pero sé también
que no te encontré
sólo porque sí.
Viniste también
de mi mano.
De mí.
Yo vengo de vos.
Vengo de colores.
De fascinación.
De divinidad.
Ya vengo.
Yo me voy.
A encontrarlo
todo
todo.
Ya vengo,
te voy
a contar.
Quién soy,
quiénes éramos,
cómo somos.~



Sofi

jueves, 5 de enero de 2012

Pocomucho.

Me pregunto si es mi momento de ceder, de jugarme, de avanzar. O si no va a ser nada en realidad. Me pregunto, pero sé la respuesta. Convencida como una nena estoy. Lo que no sé es si es cuestión de tiempo. El tiempo no es nada en realidad. Dejar para mañana tu sonrisa es como cerrarle la puerta a una posibilidad que nunca busqué tanto como ahora. No quiero esperar a vernos desteñidos y mis palabras me dan un poco de miedo también.
Sé que no somos nada y los objetos no nos pertenecen del todo. Sé que la materia puede desintegrarse de un momento al otro. Por eso me convenzo cada día más de que no debería hacer otra cosa más que ir a buscarte. A darte un beso. A darme la vuelta como si no me importara nada, rogando en silencio que me des vuelta otra vez y me tomes sin dejarme.
Oh, esto suena cursi. Quizás es cursi. Pero no conociéndote. Imagino que estas palabras dedicadas a otra persona tal vez serían empalagosas. Pero si pienso en vos y en tus manos chiquititas, me parece más una revelación. Una suerte de crónica de esta mente un poco desactivada, de estos sentimientos un pocomucho desarrollados.~




Sofi♥

domingo, 1 de enero de 2012

A falta de balance, miedo y urgencia.~

(Escuchá, vos, que siempre escuchás.)
("Toma esta carta canción, para silbar por ahí.
Te la manda un servidor que no se olvida de ti.")





Como que se cagó todo. No hay vuelta atrás y se cagó todo.
Todo me da repulsión. Sólo quiero dormirme con una persona que está muy lejos para poder. Y muy lejos para querer.
No podría balancear este año que pasó. No hay pros. No hay contras. No hay nada.
Hay un vacío ignorante, silenciado y pesado, sediento de información y vivencias.
Se me paró el alma un segundo (que duró un año) y todo se convirtió en una gran bola de nieve que, contrariamente, se hace más pequeña con el correr de los días. No quiero que se me achique el alma, se me va a morir.
Pero me quedo casi sin provisiones para hacerla feliz.
No me di cuenta, pero él era el caviar del menú de mi alma. Estuve varios años acostumbrándome a las legumbres baratas de mí misma. Pero estoy tan harta. Estoy tan desacompañada que prefiero estar sola.
Yo no era así. Hace algunos meses me pregunto cómo volver. Y ya lo dije en una oportunidad "es tan difícil volver a ser".



Sofi♥