jueves, 23 de junio de 2011

miércoles, 8 de junio de 2011

Regalame una lunita.~

Regalame una lunita. Dale, regalame. Porfiporfi, volvé y regalámela. Entendé que es necesario, más de lo que creés. Regalame una lunita y un chocolate bajo en calorías. Haceme sonreír, porfiporfi. Dale que te necesito. No quiero molestarte, pero necesito un pedacito de luna y que me lo traigas vos. Así puedo agradecerte y cuidarte como yo quiera. Así te doy abrazos para que nada malo te pase y cuando sí te pase (porque no puedo cuidarte de todo) te ayudo a aprender. Dale, levantate. Dejá de dormir. Traeme una lunita, vení a mi casa, porfiporfi. Te hago un té. Un té inglés, si querés. Hoy que estoy de humor (nada bueno). Hoy podría hacer de todo para escucharte volver (con una lunita). Haceme una cartita, ya te olvidaste las mías. Vení que te las devuelvo. Dale, si soy tan dulce y te gusto tanto... Ah, ¿no? Ah, bueno. Entonces no me traigas nada, si no querés. Dejala ahí, la lunita. Que alguien me la va a traer. Lo que no entendés es que no la quiero ir a buscar yo. Quiero que porfiporfi me la regales vos.~



Sofo

viernes, 3 de junio de 2011

Ojos~

Tengo frío y tengo miedo
y tengo ojos que de adentro
se transforman
y me miran.
Y me ignoran.

Yo soy cursi
cuando me tratás mal.
Soy canciones
cuando te callás.
Soy algunas sensaciones
que ya no importan más.

Tengo frío y tengo miedo
y tengo ojos que de adentro
solamente me ignoran.~





Sofo

miércoles, 1 de junio de 2011

Mar de mí

Es este mar de mí, que no se cómo frenarlo. Te diría mil cosas, pero no arreglaría nada. Tampoco es que esto tenga arreglo, tampoco es que no lo tenga. Me gustaría hundirme, como se entierran las gotas, adentro de este mar de mí. Y agarrar las algas que flotan y exageradamente volverlas a sumergir. Y los conductos de sangre que tengo adentro, que me dan calor y me dan sed, arrancármelos, vivir sin miedo o no vivir.
Yo sé que tal vez tus pupilas no me vean y mis tímpanos no oigan. Y todo sea ese perfecto silencio que no es silencio dentro de este mar de mí. Escribir las letras sin hacer palabras, sin pensar ni pensarte, solamente escribir.
Movimientos bruscos en posición fetal. Casi una danza para descubrir. Ahora que saqué todo lo de adentro y se mueve solo en este mar de mí. Ahora puedo verlo y puedo conocerlo. Necesitaba aprender de mí. Tengo pestañas grandes y ojos pequeños, y pecas que casi nunca vi. Y tengo mis miedos y mis talentos y me dan vergüenza pero están ahí.
No puedo alejarlos, sería un infierno. No puedo negarme a mí. Pero puedo verme flotar, bailar. Intentar correr. Intentar nadar. Correr riesgos, dejar llevar. Sonreír, cansarme de vivir. Todo es tan turquesa en este mar de mí.



Sofo